Tomar buenas decisiones a la hora de comprar papel reciclado

Tomar buenas decisiones a la hora de comprar papel reciclado

Estarás de acuerdo con nosotros con que la compra de papel reciclado es un primer paso sencillo que cualquier empresa puede emprender para tener un punto de sostenibilidad en la oficina. Somos de los que creemos que los grandes cambios empiezan por uno mismo, por eso la gran mayoría de los papeles con los que contamos en DigitalPapel son de procedencia de bosques sostenibles, son reciclados o evitan componentes agresivos para el medio ambiente. Todos estos papeles, siempre te van a ofrecer una calidad excepcional además de ser medioambientalmente responsables.

De hecho, el paso de elegir papel de fuentes sostenibles es tan sencillo y da tan buenos resultados que no consideramos que una empresa lo sea solo por utilizar este tipo de papel. Ser medioambientalmente sostenible y responsable implica más que comprar un papel u otro. Es una actitud, aunque este gesto es básico en la conservación de los recursos.

Sin embargo, la terminología puede ser confusa, las compañías de papel pueden ser engañosas, las certificaciones no son claras, y en este tema siempre se tiende a llamar la atención.

Hoy te ayudamos a aclarar un poco todo esto para que puedas tomar una decisión más consciente cuando se trate de comprar papel.

Entender las definiciones para productos de papel reciclado

Empecemos con algunos conceptos básicos. Aquí hay un resumen rápido de los términos que puedes encontrar en un paquete de papel “sostenible” para impresora, por ejemplo:

Reciclado: Sencillo: cuando el papel se deshace y se vuelve a convertir en papel, lo llamamos papel reciclado. Está en contraste con el papel virgen que está hecho exclusivamente de árboles y no tiene contenido reciclado.

El principal beneficio ambiental del uso de papel reciclado frente al papel virgen es que reduce la necesidad de talar árboles para producir más papel, con el gasto de producción que ello acarrea.

Residuos postconsumo (PCW por sus siglas en inglés): se refiere al papel que ha llegado a los consumidores finales (todos nosotros que estamos usando papel y luego lo tiramos en nuestros contenedores de reciclaje) y luego lo hemos convertido nuevamente en papel. La diferencia entre el papel reciclado y el papel de desecho post-consumo es que el papel reciclado puede no haber llegado al consumidor final; por ejemplo, puede incluir papel recortado en las fábricas de papel y luego convertido nuevamente en papel, de modo que sea papel reciclado, pero no contenga desechos postconsumo. El papel que contenga residuos post-consumo lo indicará claramente, con un porcentaje normalmente.

Reciclable: esta es la estrategia de marketing más furtiva de la industria papelera. Papel reciclable

Materiales reciclables, el símbolo reciclado y la certificación SFI, pero no contenido reciclado.

Etiquetan su papel como reciclable o como material reciclable para inducir a los consumidores a pensar que están comprando un producto hecho con contenido reciclado. Básicamente, solo te dicen que el papel es reciclable, que se puede reciclar, ¡pero eso ya lo sabemos!

Procesado sin cloro / sin blanquear: Esto significa que no se ha usado cloro para blanquear el papel. El papel de impresora en blanco omnipresente que encontramos en todas las oficinas ha requerido tradicionalmente cloro para darle su aspecto blanco. Sin embargo, usar lejía no es bueno para el medioambiente, y ahora hay papeles que se procesan sin blanqueador. Si vas a comprar papel que no utiliza cloro, lejía o blanqueantes agresivos, lo pondrá en el paquete que adquieras.

Hoy en día hay muchos países que cuentan con certificaciones de empresas ecológicas para aquellas empresas que demuestran un verdadero compromiso con su proceso de producción y con los productos que venden. Este compromiso se ve recompensado con ayudas fiscales y ayudas públicas, por ejemplo.

Dando sentido a las certificaciones en papel

Para hacer las cosas aún más complicadas, también deberás evaluar las certificaciones para la gestión forestal. Además de SCI, una de las más importantes es FSC

  • Forest Stewardship Council (FSC) – Fundado originalmente a principios de la década de 1990, sigue siendo la única certificación forestal sostenible que es aceptada por grupos ambientalistas como World Wildlife Fund (WWF) o Greenpeace, entre otros. FSC ha identificado 10 principios que guían su gestión forestal, incluida la protección de los derechos de los trabajadores y los pueblos indígenas cuyas comunidades locales dependen y son afectadas por los bosques y su explotación.

Las etiquetas FSC se pueden encontrar en millones de productos en todo el mundo: desde papel higiénico hasta en tu libro favorito, un cartón de leche y otros productos alimenticios. ¿Qué significa todo esto?

En pocas palabras, todas estas etiquetas te brindan la seguridad de que el producto de papel que estás comprando está hecho de madera de fuentes responsables.

Hay tres tipos de etiquetas de productos FSC.

FSC 100%

La etiqueta FSC 100% significa que la madera o el papel del producto proviene completamente de bosques certificados FSC. La investigación sugiere que un tercio de todos los productos certificados FSC son FSC 100%. (Informe de la Encuesta de Mercado Global FSC 2014)

FSC RECICLADO

La etiqueta FSC Reciclado significa que toda la madera o papel del producto proviene de material recuperado (reutilizado).

FSC MIX

La etiqueta FSC Mix significa que la madera o el papel del producto es de material certificado FSC, material reciclado o madera controlada. Aunque no está totalmente certificada FSC, la madera controlada no puede ser:

  • cosechada ilegalmente;
  • cosechada en violación de los derechos tradicionales y civiles;
  • cosechada en bosques donde los altos valores de conservación (AVC) se ven amenazados;
  • cosechada en bosques convertidos en plantaciones o uso no forestal;
  • cosechada en bosques donde se plantan árboles genéticamente modificados.

 

Aquí tienes algunas indicaciones más acerca de las etiquetas que determinan la procedencia de los productos de papel que compras. Es importante que tengas esto en cuenta a la hora de comprar papel reciclado para tu oficina y también para tu uso personal, además de tener en cuenta los productos que compras en muchos otros sectores y/o ámbitos. Respetar el medio ambiente nos implica a todos y elegir lo que compramos es un gesto que demuestra nuestros valores como consumidores y también como personas.

 

Deja un comentario