Papel artesanal: Breve historia

Papel artesanal: Breve historia

Cuando nos referimos al orígenes del papel artesanal, hay que buscar atrás en el tiempo muchos siglos atrás, antes de que existiesen máquinas para poder crearlo. Los primeros papeles fueron soportes naturales, piedras, arcilla y cortezas disecadas de los árboles. se trataba de materiales que eran duraderos en el tiempo pero que tenían un difícil traslado. El papiro fue el papel de los egipcios, extraído del junco palustre (Cyperus papyrus), se conseguía extrayendo sus vainas y entrecruzándolas consiguiendo así un soporte apto para la escritura con pluma tallada. El papiro,  sirvió para la expresión tanto de asuntos de religión como para el uso diario.

Los papiros se vieron sutilmente reducidos una vez, después se probó a escribir sobre pieles de todo tipo de animales: cabras, terneros, burros, toros..que eran curtidas y maceradas son cal, lavadas y satinadas, dando lugar a los códices que en primer momento, fueron religiosos. Fue un sistema que sirvió durante mucho tiempo pero al que le pudo que fuese una técnica basada en la matanza de animales lo que no era viable si se querían crear montones de papeles que darían forma a los libros.

Un ministro chino llamado T’sai Lun, considerado el inventor del papel, a comienzos de la era cristiana tomó los desechos provenientes del lavado de capullos de seda y los dispuso sobre un tamiz de cañas de bambú entrecruzadas. Al endeble entramado fibroso le agregó el extracto gelatinoso de un alga marina confiriéndole resistencia e impermeabilidad a la estructura. Las posteriores conquistas árabes encontraron entre sus prisioneros chinos a muchos artesanos del papel, que recibieron un trato preferencial debido a su valioso saber. Estos llevaron su conocimiento desde Samarcanda a Fez, Ceuta, Japón y a toda Europa, lo que se conoce como la Ruta del Papel.

Los árabes introdujeron importantes adelantos como el uso de la energía hidráulica, el blanqueo con cal y el encolado con goma arábiga. Los españoles lograron papeles de calidad superior como el “Mizal mozárabe”, en sus molinos de Córdoba, Xátiva y Capellades a mediados del siglo XI. Italia aportó el empleo de mazos, la utilización de la cola animal, y el invento de la filigrana en 1282, dando lugar a molinos destacados en Génova, Fabriano y Bolonia. Como consecuencia del nivel de desarrollo alcanzado por la actividad, se instalaron talleres artesanales para la producción de papel en toda Europa. Hasta ese momento, los únicos materiales fibrosos usados casi con exclusividad eran los provenientes de los trapos (algodón, lino y cáñamo).

Evolución del papel artesanal

En una primera etapa se utilizaron colas provenientes del desperdicio de las curtiembres para mejorar la resistencia mecánica de los papeles y el molde chino fue reemplazado por finas mallas para lograr una mayor uniformidad de la hoja. En el siglo XIV, con la posibilidad del grabado y con la invención de la imprenta por Johann Gutenberg, se generó una importante demanda de papel que condujo al establecimiento de numerosos molinos papeleros y a la búsqueda de materiales alternativos al trapo.

Promediando el siglo XVII, Holanda aportó la pila holandesa o máquina refinadora de cilindros, operación utilizada desde entonces para mejorar la unión o cohesión entre las fibras del papel. A fines del siglo XVIII aparecieron los principios del blanqueo con cloro y la obtención de papel a través de la malla sin fin de Luis Robert. Esta forma de fabricación de papel fue llevada a escala industrial por los hermanos Henry y Sealy Fourdinier. En 1843 Keller patenta la desfibradora, aparato que permite la sustitución del trapo y cualquier fibra no leñosa por la madera, recurso este último cuya abundancia cubrió más adecuadamente las demandas de una industria en plena expansión. En 1850 aparece el primer proceso químico de producción de pulpa celulósica a partir de maderas.

¿Qué es el papel artesanal y qué utilidades tiene?

A cualquier papel se lo puede definir como una trama delgada de fibras celulósicas interconectadas mediante uniones puentes de hidrógeno, las cuales son posibles debido a la estructura química de la celulosa y otros polímeros orgánicos similares. El papel artesanal es el fabricado “hoja a hoja” por el artesano, a diferencia de la formación en continuo típica de la industria. Entre sus características principales se puede citar la ausencia de un sentido o dirección de fibra predominante y la presencia de “barbas”, formaciones irregulares en los bordes que añade una rusticidad muy apreciada en el mercado.

Su forma de elaboración posibilita el agregado de pétalos, hierbas y un sin fin de elementos decorativos y puede ser aplicado en lámparas, mamparas, sobres, estuches, agendas, tarjetas, cuadernos y álbumes o como soporte del dibujo y la pintura. Mientras que hasta la Revolución Industrial todo el papel era producido en forma artesanal, en la actualidad éste posee aplicaciones especiales en las que casi no compite con el industrial. Existen innumerables tipos de papeles artesanales como el papel japonés o Washi, extremadamente resistente y con características únicas por las propiedades de las especies fibrosas empleadas (Kozo, Gampi y Mitsumata).

Deja un comentario