Qué significan los certificados de papel

Qué significan los certificados de papel

Aquí tienes una relación certificados que te ayudarán a conocer el significado de algo tan cotidiano como son los símbolos que aparecen en los productos de papel que tenemos en nuestras casas y oficinas.

FSC® (Forest Stewardship Council): Consejo de Administración Forestal, es una Asociación Internacional de Empresas y Organizaciones que han formulado unos principios generales para una silvicultura responsable. La certificación forestal es el proceso de evaluación que se lleva a cabo en bosques o plantaciones para determinar si éstos están siendo bien manejados de acuerdo a un grupo de estándares acordado previamente. La misión del FSC® es promover el manejo forestal ambientalmente apropiado, socialmente benéfico y económicamente viable de los bosques del mundo. La herramienta principal del FSC® para cumplir su misión es la certificación forestal y un esquema de etiquetado de productos. FSC® es una etiqueta de producto que permite a los consumidores reconocer productos que apoyan el crecimiento de manejo forestal responsable en todo el mundo. La cara pública de este sistema es la marca registrada FSC®.

Der Blaue Engel: El “Ángel Azul” es la etiqueta ecológica más vieja – en 2003 cumplió 25 años – y más exitosa para productos y servicios en todo el mundo. Significa que en la fabricación del papel se ha utilizado 100% papel reciclado. El “Ángel Azul”, lo pueden obtener los productos que destaquen por tener una menor incidencia sobre el medio ambiente. Tienen que garantizar además el uso económico de la materia prima y los recursos naturales durante todo su ciclo vital (diseño, utilización y eliminación después de agotada su vida útil). Son garantía de una calidad superior combinada con una gran durabilidad, un consumo de energía limitado, salud y bienestar. La mayoría de la población percibe el “Ángel Azul” como una etiqueta que significa principalmente protección del medio ambiente.

TCF (Totally Chlorine Free) y ECF, (Elementary Chlorine Free): Existen papeles que internacionalmente son conocidos como papeles ECF o TCF que son las siglas en inglés de “libre de cloro elemental” y “totalmente libre de cloro”. En los papeles libres de cloro elemental (ECF) para el blanqueado de la pasta, no se utiliza cloro gas, pero sí dióxido de cloro. En el blanqueo de los papeles denominados “totalmente libre de cloro” (TCF) se utilizan alternativas como el oxígeno o el ozono, eliminándose por completo el uso del cloro. Recordemos que el cloro gas es un potente contaminador de las aguas que al reaccionar con las moléculas de la madera generan sustancias como los organoclorados, que afectan el sistema inmunitario de los mamíferos.

OBA free (Optical Brightener Aditives Free): Sin blanqueantes ópticos. Este sello certifica que las sustancias auxiliares que intervienen en la fabricación del papel no contienen blanqueantes ópticos que tienen la particularidad de convertir la radiación ultravioleta invisible en luz visible blanquiazul, de manera que se tenga la impresión de observar un blanco más intenso. De ahí el blanco natural que ofrecen todos los papeles fabricados sin blanqueantes ópticos.

PEFC (Programme for the Endorsement of Forest Certification schemes): Es una organización independiente, no lucrativa, no gubernamental, fundada en 1999 que promueve la sostenibilidad de los bosques mediante la certificación de un organismo independiente. El PEFC garantiza a los compradores de productos de madera y de papel que la madera empleada por la industria de la transformación procede de bosques gestionados de acuerdo a criterios de sostenibilidad, estableciendo pautas de control a lo largo de la vida del producto, partiendo de su proceso de fabricación e incluyendo transporte y distribución.

Ecolabel: Creada en 1992, la ecoetiqueta europea evalúa los efectos medioambientales de un producto a lo largo de su ciclo de vida: consumo de materias primas, producción, distribución, utilización y desecho. Se otorga a los productos que garantizan un alto nivel de protección ambiental dentro de los siguientes grupos: equipos de ofimática, productos de papel, ordenadores, productos de limpieza, electrodomésticos, productos de bricolaje y jardinería, iluminación, camas y colchones, ropa y zapatos. Los criterios son unificados y válidos para todos los Estados miembros de la Comunidad Europea. Existen 23 categorías de productos. Su gestión es competencia del Comité de etiqueta ecológica de la Unión Europea (CCEUE) con el apoyo de la Comisión Europea.

(Eco-Management and Audit Scheme): Es una normativa voluntaria de la Unión Europea que reconoce a aquellas organizaciones que han implantado un sistema de gestión medioambiental y han adquirido un compromiso de mejora continua, verificado mediante auditorías independientes. Las organizaciones reconocidas con él tienen una política medioambiental definida, hacen uso de un sistema de gestión medioambiental y dan cuenta periódicamente del funcionamiento de dicho sistema a través de una declaración medioambiental verificada por organismos independientes.

Nordic Ecolabelling: “El cisne nórdico” tiene la misión de promover una forma de consumo más sostenible con la meta de lograr una sociedad sostenible. Esto se persigue a través de un sistema voluntario de licencia donde el solicitante acuerda seguir unos criterios medioambientales, de calidad y salud concretos marcados por Nordic Ecolabelling en colaboración con los grupos de interés. Nordic Ecolabelling abarca 66 grupos diferentes de productos. La etiqueta tiene una validez de 3 años después de los cuales, los criterios son revisados y la empresa puede solicitarlo de nuevo. De esta manera se logran productos más ajustados al entorno y en continuo proceso de mejora.

ISO 9001: Ha sido elaborada por el Comité Técnico ISO/TC176 de ISO Organización Internacional para la estandarización y especifica los requisitos para un buen sistema de gestión de la calidad que pueden utilizarse para su aplicación interna por las organizaciones, para certificación o con fines contractuales.

ISO 14001: Esta norma internacional la puede aplicar cualquier organización que desee establecer, documentar, implantar, mantener y mejorar continuamente un sistema de gestión ambiental.

ISO 9706: La Organización Internacional de Normas especifica los requisitos que ha de cumplir un papel en términos de permanencia.

Paper Profile: En cooperación con distribuidores y otras asociaciones del sector, los fabricantes de celulosa y de papel han desarrollado esta declaración voluntaria homogénea que recoge las informaciones ambientales más importantes del producto. Se presenta en una sola página para cada producto y proporciona información esencial sobre la composición del mismo, los parámetros ambientales claves, la gestión ambiental y la adquisición de la madera.

Isega: Este certificado establece que el papel puede estar en contacto directo con alimentos o artículos para consumo humano. En ningún caso pueden transferir sus componentes a los alimentos en cantidades que puedan representar un peligro para la salud humana, provocar una modificación inaceptable de la composición de los alimentos o provocar una alteración de las características organolépticas de los alimentos.

EN 71: Esta norma específica las pruebas que permiten cumplir con las directivas europeas de seguridad para los componentes orgánicos de los juguetes. Más concretamente, su parte 3 está enfocada a estudiar los químicos contenidos y la restricción de metales en sus componentes. Establece los límites de migración de estos elementos al lamer, chupar, tragar o tener un contacto prolongado con la piel.

EN 12281: Esta norma europea especifica los requisitos de idoneidad técnica en las prestaciones del papel en hojas sin estucar para procesos de impresión y fotocopia. Las materias primas del papel y los procesos de producción están controlados, de tal manera que, las sustancias migrantes que pudiesen ensuciar las reproductoras, se mantienen al nivel más bajo posible y que se llevan a cabo todos los esfuerzos para evitar su presencia en la superficie de la hoja de papel, o cerca de ella.

ColorLok: Esta tecnología desarrollada específicamente para papeles de oficina, garantiza colores más vivos, tonos negros más intensos y un secado más rápido. Se consigue inyectando aditivos durante el proceso de fabricación del papel con el fin de agregar pigmentos en la superficie que proporciona una cobertura de tinta/tóner más uniforme para mejorar la calidad del texto y la imagen.

ISO 9706 | DIN 6738: El objetivo de estas normas consiste en proporcionar un método para identificar el papel que muestra un alto grado de durabilidad en el tiempo y que sus principales características no sufren alteraciones significativas que influyan en la legibilidad y aspecto si se mantiene en un ambiente protegido durante un largo período de tiempo.

Deja un comentario